El Marketing Ferial: Un proceso útil y necesario

Cuando una empresa decide acudir a una feria, el trabajo no comienza en el evento. La organización ha de empezar meses antes, con las labores de promoción y con la producción y el diseño de stands como los que elaboramos en Mestalla.

Esa ardua planificación y el balance de los resultados tras la cita componen el marketing ferial. Esta estrategia pondrá en valor a nuestro expositor y proporcionará una mayor rentabilidad a la empresa. Se trata de acciones indispensables si piensas en posicionar tu marca en el mercado, pues, aunque el producto obtenga un sobresaliente, esa calidad notoria no es suficiente para venderlo (más aún, teniendo en cuenta la elevada competencia).

Los artículos no se despachan solos. Por eso se deben establecer metas y preparar el camino con un interiorismo adecuado, como el que elaboramos en Mestalla, y el desempeño de otras operaciones para atraer a los clientes en estas jornadas. Las charlas o sorteos en nuestro stand pueden funcionar (eso sí, debes adaptarlas al target, que también debes definir en la fase preferia). El evento en sí servirá para fidelizar clientes, pero también para adquirir contactos con los que establecer colaboraciones en el futuro. Mientras, el cometido continúa tras la cita, con el pertinente balance que proporcionará la información que deseas para mejorar el producto o para apostar por otras estrategias en futuras ferias.

En definitiva, el marketing ferial es un proceso necesario, productivo, provechoso y útil, pues reporta ventajas como las que señalamos a continuación:

-Aumentar la visibilidad de la empresa. Participar en una feria de prestigio internacional supone ser susceptible de que todas las miradas del sector se depositen en nuestro stand.

-Conocer las fortalezas y debilidades de la competencia. La experiencia que supone compartir espacio con otras marcas te ayuda a renovar y a enriquecer tus productos o servicios.

-Comprobar en directo las reacciones de los visitantes. Una feria es tan directa como el teatro. Es posible conocer de primera mano la respuesta de tu público objetivo. Esta información contribuirá al progreso de tu negocio.

-Establecer contactos. Otra de las ventajas de un buen marketing ferial es la oportunidad de negocio. Una vez instauradas esas relaciones que surgen durante el evento, hay que afianzar, tras la feria, esos contactos que pueden servir de mucho a la empresa.

No Comments

Post A Comment